MANTENIMIENTO CORRECTIVO

Este tipo de mantenimiento nos permite de manera programada mantener en óptimo estado a todos sus equipos. Asimismo, se puede diagnosticar el cambio de refacciones mayores a corto o mediano plazo. Se sugiere realizar un mantenimiento preventivo cada seis meses como máximo.

La ventaja de este tipo de mantenimiento es la programación de servicios en horarios convenientes al cliente, así como disponibilidad de refacciones y personal técnico.

MANTENIMIENTO PREVENTIVO

Este mantenimiento tiene por objetivo restaurar el funcionamiento de los equipos. Para esto se requiere hacer una evaluación integral de los daños, en algunas ocasiones es necesario retirar los equipos para revisarlos en nuestro departamento de servicio.

Este mantenimiento se aplica cuando el equipo se encuentra fuera de servicio por daños en sus componentes o presenta funcionamiento anormal.